#109561
saavedra
Jefe de claves

Lo que os voy a contar nada tiene que ver con la realidad, solamente son elucubraciones mías y únicamente anidan en mi mente, aunque ya sabemos que la realidad siempre supera a la ficción.

La escena es una conversación entre dos personas con responsabilidades públicas y con rango de Presidente de sus correspondientes Organismos. El de mayor categoría se llama Pepe y su interlocutor Pablo Santiago Durán González, aunque para hacerlo más breve al primero llamaremos PP y al segundo PSDG.

Despacho de PSDG

Suena el teléfono: Rinnnnnnnnnnnnnn

PSDG.-Dígame.

PP.-Hola, soy yo, qué tal, cómo va por ahí la cosa.

PSDG.-Hola Jefe, bueno no va mal esto está controlado, dile a los tuyos que sigan así que lo están haciendo muy bien.

PP.-Te llamo para decirte que me prepares alguna inauguración que sea relevante y que podamos poner una placa con nuestros nombres de cara a las elecciones.

PSDG.-Hombre así de momento algo relevante…, podemos inaugurar un camino que hemos arreglado a la salida del pueblo.

PP.-No, eso no tiene tirón, además ¿dónde pondríamos la placa?

PSDG.-También hemos hecho unas escaleras, hemos arreglado “los sentaeritos” y la instalación del agua de una calle que estaba instalada desde hace muchos año y alguna “cosina” más por ahí, una fachada de una ermita….”

Piensa PSDG.-Lo de la ampliación del Museo no se lo digo porque se apunta él el tanto y eso es solo para mí”.

PP.-No me vale nada de eso, tiene que ser una iglesia, un convento, un instituto, una casa de cultura, alguna guardería e incluso algún centro social.

PSDG.-¿Y el arreglo de las calles no vale?

PP.-Eso han sido con perras de la Diputación y no podemos meter mano ahí.

PSDG.-La iglesia, la guardería, la casa de cultura, el instituto llevan mucho tiempo en marcha. ¿Y la obra de la Hospedería no la podemos inaugurar ya?

PP.- No sería mala idea, pero mira a ver si se te ocurre algo porque esa obra cualquiera sabe quién la inaugurará.

PSDG.-¡Ya lo tengo!

PP.-Dime.

PSDG.-La residencia de ancianos.

PP.-Pero eso me suena a mí que ya está funcionando hace algún tiempo y que fue una obra de los anteriores.

PSDG.-Sí pero como nosotros hemos participado también en ella…

PP.-¿En que hemos participado?

PSDG.-No, vosotros no, hemos sido nosotros, hemos colocado por allí alguna “cosina” y todavía nos queda algo más que colocar.

PP.-No sé, no sé, no parece que me cuadre mucho, de todas formas si de aquí a algún tiempo, ante de las elecciones claro, hacemos algo importante también le ponemos una placa.

En ese momento Pablo Santiago Durán González piensa para sus adentros “sí hombre como que te lo voy a decir a ti”

PSDG Le responde.- Yo pienso que con la residencia tenemos bastante, también podemos crear una asociación con mis conmilitones y que nos acompañen a los actos.

PP.-Bueno Pedro, ve buscando fecha que de aquí a mayo tenemos la agenda muy ocupada.

PSDG un poco cabreado.- ¡Oye que yo no me llamo Pedro que me llamo Pablo!

PP.- ¡Perdona es que me he equivocado! ¡En quién estaría yo pensando!.

PSDG.-Es que no me gusta que me cambien de nombre y menos que me llamen Pedro.

PP:-Bueno no te enfades, yo iba por el tal Cañada ese; vete también pensando en lo que hablamos estos días atrás y si te animas te buscamos algo. Venga te dejo que tengo que seguir buscando inauguraciones.

PSDG.-De acuerdo, pero no te olvides de lo mío.

Clip, se colgó el teléfono de ambos y cada cual se quedo con sus pensamientos:

PSDG piensa.-Si hombre como que le voy yo a dar protagonismo a éste si no me dice nada de lo mío y además que los suyos no hacen ni las malas.

PP le comenta a su secretaria.-A este le hemos dado poco, pero de aquí a las elecciones lo estrictamente necesario y poco más, y para las próximas como no se venga con nosotros, que nos debe un favor de amigo, ni agua

Posiblemente la conversación se volverá a repetir entre ambos, así que esperaremos acontecimientos y ocurrencias de última hora.

Julio Saavedra Gutiérrez