#106201
ChomboIII
Participante

Yo te propongo otra solución primo. Cógete una quincenita en julio y nos vemos en el pueblo. Piénsatelo:

  1. No hay aglomeración de gente.
  2. En plena hora punta de las «once» en la Laguna tienes sitio donde elegir.
  3. Las tencas pican igual que en agosto (osea nada)
  4. Los camareros te atienden bien.
  5. La piscina abre y cierra a su hora y el socorrista te da los buenos días o las buenas tardes.
  6. Te puedo enseñar una peñina desde la que se sacan unas tencas muy bravas.
  7. Podemos dar alguna vuelta por algún camino en mi TT con tu hija y las mías (tiene 7 plazas) o hacer I+D (investigación y desarroyo, tú ya me entiendes)
  8. Hay pipas y coca colas por cualquie sitio, y de varias clases
  9. Amanece antes y anochece después que en agosto (también me entiendes)
  10. Aparcas donde quieres en tu calle, incluso en la Laguna a la hora del mate.
  11. Los comercios abren y cierran a su hora y ¡Hasta tienen de todo!
  12. La gente del pueblo aparece como realmente es. Quiero decir, sin el estres de  la (pre- y post-) semana de los toros (No quiero decir con esto que a mi no me gusten los toros, solo que mi trabajo no me permite vacaciones en agosto)

Por no alargar, te pondría algunas más. Tú elige la que menos te guste y ya verás como es motivo suficiente para decidirte. Piénsatelo primo, siempre decimos «Aver si… Aver si…» Nos estamos dejando muchos ratos a la orilla del río en el tintero y puede que no vuelvan.

     PD: Estoy preparando un relato que te vas a caer «patras» pero has de tener paciencia que de eso estás haciendo cátedra.

Saaaaaaaludos.