#109072
saavedra
Jefe de claves

Mal, muy mal, por lo menos eso me parece a mí, el que alguien se presente con su hijo de 5 años a un evento que organiza la AMPA de un colegio público y no le permitan la entrada me suena más a “el hampa” que a una Asociación de Madres y Padres de Alumnos. Con añadidura de que el niño no está escolarizado en el pueblo y se podía haber hecho “la vista gorda”.

Seguramente lo tendrán acordado en sus reuniones, “que aquellos que no pertenezcan a la Asociación no puede pasar a los actos…”, pero madres y padres, todo tiene un límite. Me parece que el asunto se les fue de las manos al no saber gestionarlo, hay ocasiones en las que tener una buena mano izquierda evita este tipo de problemas.

Mira que había formas de haberle dado solución, o por lo menos a mí se me ocurren algunas: dejar pasar al niño y punto; haberle dicho al padre que tenía que contribuir económicamente con no se cuanto y punto…. En fin que queriendo y no poniéndose estricto no se habría armado este revuelo.

Algo que no conozco es porqué en el pueblo suelen aparecer de cuando en vez problemas con los niños; bueno a lo mejor si lo conozco, que las cuestiones de los mayores las queremos extrapolar a los hijo, y eso no me parece nada ético. Con los caramelos de los Reyes Magos, problemas, además político; en el mes de febrero también alguien colgó en su muro otro problema con los hijos; en tiempos más pretéritos alguna agrupación política también utilizó a los hijos de otros; en definitiva habrá que hacérnoslo mirar.

De cualquier manera y para terminar no tengo nada en contra de la AMPA, es más no conozco a nadie de su Junta Directiva, lo que se es lo publicado aquí, por lo que no debe entenderse esto como personal, mi tiempo en estos vericuetos ya pasó; desde luego si uno de los objetivos de una AMPA es tener el mayor número de alumnos de un colegio como socios, este no me parece el camino, pero claro cuando el asunto atañe a mi hijo “MATO”, cuando es el del vecino eso son tonterías.

¡Con lo bonito que habían sido los carnavales!

 

  Julio Saavedra Gutiérrez