#106757
Crazy
Participante

Hola, el barquero. En cuanto a la pregunta, te refieres a un partido comunista parlamentario o a un gobierno comunista tipo URSS? En el caso de un partido comunista tipo sovietico, por supuesto que nos sacaria de la crisis, sin ninguna duda, eso si, probablemente a base de experimentos sociales que supondrian la muerte y la miseria en un tercio de españa, mientras los otros dos tercios se dividen en trabajadores mas o menos explotados por el estado y miembros del partido que vivirian mejor que la familia real. Ya aprendimos lo que significaba el «comunismo» sovietico, y, aunque supuso muchos avances en materia de planificacion social, supuso tambien la creacion de un monstruo imperialista mas dedicado a la burocracia y al chauvinismo estalinista que a una mejora real de la sociedad.

Ahora bien, puede un gobierno comunista parlamentario sacarnos de la crisis? No, nadie puede sacarnos de la crisis. Lo que si puede hacer es que las repercusiones de la crisis esten mejor repartidas. El problema no es el partido que haya en el gobierno, el problema es si puede un gobierno llevar a cabo reformas sociales sin interferencia de intereses externos. Un gobierno que intente, por ejemplo, intervernir en la gestion financiera y empresarial para centralizar y planificar la produccion, la creacion de empleo, y garantizar los servicios sociales a nivel general, primero deberia afrontar la cuestion de abandonar la UE, ya que las leyes europeas penalizan y criminalizan la intervencion estatal, subeditadas, como estan, al libre mercado y a los intereses del gran capital. Si españa saliese de la UE y el gobierno tuviese las manos libres para planificar, obviamente la inversion en españa se veria afectada, aunque en nuestro caso, aun hay motivos suficientes para que muchas corporaciones aun quisieran seguir invirtiendo en este pais. La cuestion es que existiria una resistencia por parte de las corporaciones internacionales y los principales agentes financieros, ya que una economia que empieza a poner a sus ciudadanos en primer lugar, esta cerrando mercados y privando de beneficios a estas aves de rapiña. EEUU, la primera potencia mundial a nivel militar, por ejemplo, no ha permitido nunca en su historia que un estado empiece a planificar la economia de forma social. La URSS, Vietnam, Corea, Cuba, Indonesia, Africa, Italia, Grecia, Honduras, Chile, Nicaragua, Haiti, … y decenas mas de proyectos de justicia social han sido saboteados por EEUU (quienes controlan el FMI) a base de guerra, sabotaje, bloqueos, financiacion de terrorismo, y cualquier medio que han tenido a su alcance, porque el objetivo de EEUU es que no haya ningun recurso o mercado al que no tengan acceso. España no tendria por que ser diferente para ellos, y para hacer frente a ese problema de presion exterior, los ciudadanos españoles deberian sufrir un cambio radical en su actitud al dinero y a la vida, cosa que creo que solo sucedera cuando de verdad empecemos a sentir los efectos de la crisis y cuando comprobemos que la unica preocupacion de la actual clase politica es seguir sirviendo a los grandes intereses corporativos, como ha sucedido en grecia.

Lo de Grecia no es ninguna broma. El FMI se ha metido por medio, eso es lo peor que le puede pasar a un estado. El FMI, ayudado por un gobierno sumiso y por la UE, accede a ayudar a grecia (con intereses, claro) a cambio de que la economia sea «saneada» y de la creacion de un proyecto economico «viable». Estas palabras del FMI se traducen como que nada debe interferir en la capacidad de las grandes empresas para producir beneficios, ya que solo asi se creara trabajo y riqueza, y que el gobierno y la poblacion deben aceptar la degradacion de sus condiciones laborales y sus servicios sociales para que esto suceda. En otras palabras, la sanidad, educacion, pensiones, asistencia social y demas servicios basicos deben verse reducidos para ahorrar dinero al estado, que puede invertirse en creacion de mercados de servicios sociales para las corporaciones, es decir, abrir sus puertas al mercado, para asi ahorrar sueldos de funcionarios y para que produzcan beneficios privados a quien los controle, dejando a la parte de la poblacion que no puede permitirse el acceso a estos servicios, desamparada o en manos de instituciones de caridad (esto supone que los servicios no estan garantizados, sino que puede que esten o que no esten, y para que lo aceptemos, nos venden la moto de la «superacion personal», el «esfuerzo» o el principio de competicion en lugar de solidaridad, para que veamos normal, e incluso justificable, que alguien pase hambre). Los contratos laborales deben ser cercanos a la esclavitud, con sueldos reducidos, mas horas de trabajo, flexibilidad de despido, traslado, o trabajo temporal tipo «jornalero», para que las empresas puedan decidir cuando se trabaja y cuando no. De esta manera los inversores se sentiran atraidos por la facilidad para conseguir beneficios en el pais y se creara empleo, ademas de reducir los presupuestos del estado, al dejar los servicios en manos privadas. El brusco encontronazo con la realidad de un futuro incierto y unas condiciones de vida muchisimo peores que las actuales, donde la sanidad, educacion y trabajo no esten garantizados, es lo que ha hecho que los griegos salgan a la calle, sobretodo despues de ver que lo que van a recibir a cambio de su esclavitud es solo una fraccion de lo que ellos aportaron con dinero publico a salvar las instituciones financieras, cuyos dirigentes se estan autoasignando bonificaciones de muchos millones de euros al año.

No creo que en españa la gente saliera a la calle hoy dia. Pero Grecia solo es el primer paso, españa tambien corre peligro. Cuando las cosas que damos por supuestas ahora, como el acceso a medicinas, poder educar a nuestros hijos, poder ser ingresado en un hospital, poder tener una pension y una jubilacion dignas, tener derecho a organizarse para mantener las condiciones laborales, poder disfrutar de vacaciones pagadas, de una jornada laboral que permita tener una vida personal, un sueldo que permita pagar una hipoteca, etc… cuando esas cosas corran peligro real de verse reducidas, puede que los españoles se cabreen de verdad y se den cuenta de que, no importa a que partido votan, todos les estan tomando el pelo.

Si, creo que un partido comunista y marxista de verdad seria la solucion. De momento, creo que un partido comunista convencional, al menos, plantaria mas cara a los que nos exigen que comamos menos y nos muramos de una gripe para que la «economia» se recupere, se recupere en el sentido de que los que controlan las instituciones financieras y las corporaciones sigan teniendo mas y mas beneficios.

Y, sinceramente, creo que los extremeños, como region de españa basada en sector primario y secundario, con una muy poca representacion del sector de servicios, son unos de los que mas deberian apoyar a un gobierno con un par de huevos que pueda presentar oposicion al FMI y a la UE, y dejar de una vez por todas de apoyar a los titeres de los bancos, sean PP o PSOE.

Un saludillo!