Inicio » Generales » La Laguna » LLAMAR "ZORRA" YA NO ES UN INSULTO

Desgraciadamente, en este

#107790
Crazy
Participante

Desgraciadamente, en este pais estamos aun a la cola en proteccion contra la violencia de genero. Como ya dije una vez, se ha hecho mas para marginar socialmente a los fumadores que a los maltratadores. Jueces como este ensucian la imagen de la justicia, pero lo que es peor, dan alas a los machitos retrogrados que ven a las mujeres como un objeto en propiedad, ya que perciben que hay triquiñuelas legales para salirse con la suya.
No se puede tratar igual a un maltratador que a un agresor comun, ya que la mentalidad enferma de estos energumenos es diferente: la amenaza del castigo no les hace cambiar sus intenciones. Se trata de un fanatismo extremista, que no les deja ver mas alla de lo que perciben como la principal preocupacion de su existencia, asi que da igual que a un maltratador o asesino de genero le impongan una orden de alejamiento, amenaza legal o prision: le importa un bledo, lo unico importante es que ella le pertenece y su concepcion de lo que es ser un hombre (de hecho muchos se suicidan despues de asesinar a su pareja).
Creo que la principal arma es la educacion, educar a los niños con el enfoque que se le da a la educacion contra el tabaco o las drogas: marginalizar, ridiculizar, y convertir en parias PUBLICAMENTE a estos degenerados. Quizas asi sus mentes enfermas entiendan que, lejos de verles como defensores de su honor, como hombres orgullosos y como machos ibericos, les vemos como gilipollas retrasados, nos dan asco y no les queremos ni para sacarnos brillo a los zapatos.
Este juez deberia dar muchas explicaciones. Intenta poner un agresor extremista movido por el machismo al nivel de un agresor corriente, sin hacer la distincion entre el efecto que produce la amenaza de castigo legal a unos y a otros. Por desgracia, no solo es este juez, sino el sistema judicial y una buena parte de la sociedad, quienes no hacen la distincion. Es como intentar medir con el mismo rasero a un terrorista suicida religioso que se immola en un mercado para ganar el paraiso y a un atracador de bancos. El atracador puede que se lo piense dos veces si sabe que puede ser condenado, al fanatico le importa un huevo, lo hara igual.

Educacion. Es la clave. Buenas noches.