Inicio » Generales » El político » El vino abre camino

De un tiro dos pájaros

Garrovillas de Alconétar Foros Generales El político El vino abre camino De un tiro dos pájaros

#108287

Voy a intentar exponer mi parecer, el cual no tiene porque ser compartido, sobre la utilización o no de los seudónimos, y así de un tiro mato dos pájaros, y me parece que será el primer tiro que pegue en mi vida porque por edad ni siquiera fui a la mili, a salva1 para que no tenga tanto miedo de ellos y a kupiu para darle la razón, ya que siempre que se utilice como es debido deben de ser respetado, porque es una opción tan lícita como cualquier otra.

Como cualquier otra faceta de la vida si se hace un mal uso de ella al final el resultado será malo, y sobre todo si ocultando la identidad el objetivo principal es el de insultar  y menospreciar al oponente en tus pensamientos y creencias.

Aquí en este “sitio cibernético”  casi todo el mundo utiliza un seudónimo o por lo menos yo no conozco a la mayoría de los participantes y me pregunto quienes son: kupui, reguju, k2, mentaychocolate, malboro, liberal, mataherrudelosburrus,  pardal, anticaspa, lacdelp, etc., etc., incluso algunos que puedan utilizar sus nombres o sus apellidos podrían resultar tan falso como una moneda de real, son los casos de salva2, saavedra, wifredo, porque bajo esas identidades se pueden ocultar otras personas distintas a las que pensamos que son, ya que normalmente no aparece la imagen de ellos.

Aclarado este asunto voy a hacer una loa a favor de los seudónimos y voy a empezar por mí mismo.

El nombre que utilizo “eldelascalzasverdes” o sea Don Gil, es un seudónimo de don Martín personaje que corresponde a la obra escrita  y firmada por Tirso de Molina y cuyo verdadero nombre era fray Gabriel Téllez, primer seudónimo a tener en cuenta y que dio origen a una de las obras de enredo más famosa de la literatura castellana. Voy a seguir por esta línea y “El Quijote” del que todos hemos oído hablar alguna vez era el seudónimo de Alonso Quijano hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor; Mariano José de Larra firmaba bajo el seudónimo de Fígaro; Azorín era el nombre oculto de José Martínez Ruiz, y así un largo etcétera de personajes que bajo seudónimo llenaron página y páginas de buena literatura.

Qué decir del mundo del toro la música y el teatro, pondré algunos ejemplos que a todos nos sonaran:

Mª del Pilar Cuesta Acosta es el nombre de Ana Belén, sí   esa que todos estáis pensando la mujer de Víctor Manuel; Bono el vocalista de U2 se llama Paul David Hewson; Rafael Álvarez se conoce como “el Brujo”. En toreros la lista sería interminable Bienvenida se llamaba Antonio Mejías Jiménez, Bombita su nombre era Emilio Torres Reina, la saga de los Litris se llamaban de apellidos Báez, etc., etc., en el flamenco ídem de ídem, un ejemplo El Habichuela se llama Juan Carmona.

He dejado de momento para lo último personajes históricos curiosos como es el caso de El Cid Campeador que se llamó Rodrigo Díaz de Vivar y Tasunko Witko que era el verdadero nombre de Caballo Loco jefe de los Sioux.

Valiente rollo que me he marcado como diría algún que otro forero, pero la conclusión que quiero que saquéis es que no importa el nombre sino el mensaje y el respeto por los demás y por sus ideas.