#102887
dalí
Miembro

Hombri comandanti! Me alegru que la espirá haiga surtíu efehtu relajanti y se puea dialogal en ehtuh foruh en un ambienti plurá y dihtendíu. A máh, yo se que tu eris un buen tertulianu con gran capaciá. Lo que máh me enfáa de ti eh que cambis tanto de nik. A becis puei sel empalagosu hablal siempri de lo mehmu y paeci que cambiandu el nombri sea otra pelsona la que lo díh, ¡pero buenu ehtá!.
Me peguntah “De verdad creis que se pareci a que el Ejercitu, a los que pagaba la republica, servidoris del Estau, se alcin contra esi propiu estau que debin proteger?”
Y yo te ampliu la pregunta ¿ que la república se debi de protegel del mehmu pueblu?. Malu cuandu el ehtau se tien que protegel del pueblu con el su ejércitu.

A lo que yo boy en conclusión eh acelti bel (que no combencelti)que en la política no hay buenuh y maluh (son tous lo mehmu) y que no eh una línea rehta con doh ehtremuh opuehtu, sinó que eh un cérculo dondi loh ehtremu se ajuntan. Que baju una república, monarquía, ditadura u lo que sea, el reprimíu siempri ba a sel el mehmu, el pueblu dehgraciau.

Ya quean mu poquinuh aguelinu desa edá en el pueblu, peri si tienis la opoltuniá de conocel a angunu que combatiera en la guerra preguntali si luchó del bandu que el quisu, veráh comu te dih que pol loh cohoni. Quien queó del lau roju pos roju y quien queó del falangihta pueh esu. ¿Cuantuh combatientih rojuh quearun en el puertu de Falset en la batalla del Ebro con un tiru en la nuca dau pol loh sus propius oficialis?
Lo mehmu que pasó por el contrariu en el frenti de Badahó.

Ehtrahtu del diariu de guerra de un milicianu…..
………El señor Fonts pasó dos noches a Falset pero por mala suerte fueron demasiadas. Los franquistas ocuparon la población y lo encontraron en la casa donde se alojaba. Le pidieron la documentación i al ver que era un simple soldado raso qeue habían reclutado a la fuerza no le hicieron nada, pero un soldado de las tropas moras le robó un reloj que llevaba. Un teniente fue testigo del robo acontecido i fusiló al marroquí delante del señor Fonts devolviéndole el reloj, una auténtico golpe de suerte y gran anécdota. El señor Fonts comenta que ya desde antes había mucho racismo y que este teniente debía estar más que harto de ese marroquí. El teniente fue muy amable al hacerle un papel de “afecto al régimen” para que ningún franquista le hiciera daño. Entonces se puso en marcha de Falset hacia el norte adelantando al avance de las tropas franquistas.
Vuelta a la normalidad: iba un poco desorientado pero llegó a Sant Sadurní d´Anoia y por aquellas casualidades de la vida se encontró con un autobús de línea Vilafranca del Penedés – Igualada en que el conductor era pierenco (de Piera). El conductor del autobús le reconoció y lo llevó hasta Piera. Llegó a Piera vestido de miliciano y un papelito “salvavidas” por si algún franquista lo cogía, el fusil lo dejó en Falset. Hizo vida con toda normalidad trabajando en la misma empresa como instalador de líneas telefónicas. Guardó su informe en el desván y vivió siempre con el recuerdo de la guerra. Nunca pudo volver a reencontrarse con aquel amigo de la guerra y el 4 de enero de 2004 falleció en el Hospital Comarcal d´Anoia víctima de un infarto de miocardio a la avanzada edad de 104 años

Buenu poh esu…..salú camarada….. y que no tengamus que bernuh en esah de nuebu.

P.D. Lo que te pusi no es del ABC y ehtu otru tampocu que ahora sa bueltu rojo. Eh que yo no se ponel enlacih tan bien comu tu. ¿Me entiendih? Y no te enfaih con cañita hombri quesu ehtá mu feu