Inicio » Generales » El político » Antes después Rajoy

Carburo de widia (II)

#107996
liberal
Miembro

 

Lo de la izquierda de este país ha sido un esperpento desde siempre, pero con el cinismo de los últimos años creo que se han superado. Y si no observen la historia:

1. En 2004 España era un país económicamente próspero, con ciertas reformas por hacer, pero que se podían afrontar desde una posición sólida. Los etarras llevaban un año sin matar y sin esperanzas de lograr sus objetivos políticos. Parece que el principal problema que desvelaba a los españoles era la Guerra de Irak. ¡Qué tiempos! ¿verdad?

2. Antes de las elecciones de 2004, hay un atentado terrorista. Ciertos medios juegan con el miedo de la gente, volviéndolo contra el partido del gobierno, mediante la difusión, ahora sabemos que sin base alguna, de que el atentado fue una respuesta a la participación de España en la Guerra de Irak. El resto es sabido. La mezcla de cobardía del PP con la borreguez habitual del españolito medio, más la colaboración de la SER y la jeta del sr. Rubalcaba  (qué boda sin la tía Juana), le da la victoria a un chico de León que, por lo visto, era la quintaesencia de la democracia.

3. ZP llega al gobierno, encontrándose unas cuentas públicas boyantes. ¡Qué suerte! ¿no? El PSOE llega al poder y están las arcas llenas. Se rodea de una cohorte de indocumentados intelectuales al lado de los cuales, cualquier otro gabinete de la Historia de España es la escuela de Atenas. Se desoyen todas las noticias que indican que la versión oficial del atentado es completamente falsa. Del "11M queremos saber", pasamos al "11M lo sabemos todo …¡Y VALE YA". Mentira sobre mentira. 

4. En lo político, ZP se embarca en una negociación con ETA, chivatazos a etarras para que escapen incluidos, a espaldas de la ciudadanía, proceso que culmina nada menos que con la legalización de ETA, el mayor poder obtenido por los etarras en su historia, coronado con entrada de un partido etarra en el Congreso de los Diputados. Sólo por eso debería haber juicios por alta traición. También se saca adelante el Estatuto de Autonomía (de Independencia, de facto) de Cataluña, que ZP se compromete a aceptar, venga como venga de Cataluña.

5. En lo económico el esperpento no disminuye, sino que se acentúa. Primero se niega la crisis, y no se hacen las reformas necesarias para capear el temporal. El ministro Solbes, al que los socialistas aplaudieron en el célebre debate con Pizarro, supongo que por la habilidad en la trola,  vende parte de las reservas de oro, que subió de precio al poco de la venta. Se levanta el techo de gasto, para que los caciquillos de las comunidades autónomas pudieran gastar lo que les diera la gana en caprichos que maldita la falta que hacían, para que los politicuchos pudieran vendernos los gastos más absurdos como grandes obras públicas, para contratar asesores, de asesores de asesores que no valían para nada. Lo que estaban haciendo es meternos un puñal como la Tizona del Cid. Plan E, Plan 2E ….¿para qué seguir?

6. Por supuesto pasa lo que tenía que pasar. La crisis (que no existía, recuerden) llega, y se lleva por delante 3 millones de empleos, con los sindicatos callando como momias, porque el gobierno era de izquierdas y no había que causar problemas.  El país entra en una recesión como no ha habido en España desde el final de la Guerra Civil.

7. Los españolitos, que habían aplaudido a ZP, reparan en que están al borde de la quiebra, y se echan en brazos de Mariano, como si fuera el Cristo de Medinacelli para que, por favor, los salve de la ruina. Y claro, los mismos que han aplaudido a ZP durante 8 nefastos años, quieren que Mariano repare las cuentas públicas, sin recortar y sin subir impuestos; pues no sé, querrán que haga magia. Supongo que luego prepararán otro golpe político – mediático y podrán volver al poder para despilfarrar otra vez, porque lo que es administrar, no tienen ni puñetera idea.

No crean que esta parrafada recoge todas las barbaridades, trastadas, delitos y traiciones de estos últimos años, únicamente constituye un sucinto resumen. Me sobran desastres y me faltan líneas.