Inicio » Generales » El político » Mentiras

Cándido Javier Gil

Garrovillas de Alconétar Foros Generales El político Mentiras Cándido Javier Gil

#109302
Facundu
Miembro

Cándido Javier Gil Pizarro No dejan de sorprenderme quienes ante un hecho puntual, aunque desafortunado, tratan de sacar provecho de la manera más despreciable. Si desaparece algo, ya sea una plancha o cualquier otra cosa, que por pertenecer al erario público, está inventariada; el hecho se denuncia ante la Guardia Civil, y así se ha hecho. El Psoe nos acusa de mentir en este asunto asegurando que la concejala, siempre según ellos, dijo en el pleno, que el asunto ya estaba denunciado y mintió. El rigor, como siempre, no es su fuerte. La plancha fue vista por última vez el viernes 7 de marzo, y se echó en falta el lunes 10. Ese mismo lunes se puso en conocimiento de la Guardia Civil, y eso fue exactamente lo que la concejala dijo en el pleno (véase acta).    Como ven lo que se dice y consta en acta, es que se ha puesto en conocimiento de la Guardia Civil y de la policía, no que se haya denunciado. Sin embargo lo que el psoe afirma es muy distinto. Ahí basa su argumento. La policía y la Guardia Civil tuvieron pues, conocimiento desde el primer minuto y no hubo ocultación del hecho en ningún momento. Trascurrido un plazo prudencial, el día 21 se presentó denuncia que posteriormente se retiró por no estar de acuerdo con la redacción, y se presentó de nuevo el día 27. El psoe vuelve, por desconocimiento o simplemente mala fe, a acusarnos de algo que ellos hacen a la perfección: faltar a la verdad. Este grupo, que ni antes en el gobierno, ni ahora en la oposición, ha sido capaz de demostrar nada con documentos, en este caso tampoco, se ha encontrado siempre con la demostración palmaria de quienes ejercemos la responsabilidad de gestionar lo público. Pues no aprenden, y así les va.  Saludos. Cjgil. 

 

 

Cándido Javier Gil Pizarro Es evidente el uso que el partido de la oposición ha hecho de la desaparición de ese electrodoméstico que formaba parte de la dotación del centro social. Aquí no importaba tanto el que hubiera desaparecido o no, cuanto el culparnos de mentir y tratar de ocultar el hecho. Extremos que, a mi parecer, han quedado debidamente desmentidos. Sin embargo, que el mobiliario de esa cocina, que se adquirió y pagó con cargo a una subvención, se comprase de segunda mano, y se hiciera pasar por nuevo, no les produce el más mínimo desasosiego. Así, como lo leen: de segunda mano. Cuando se dotó el Centro Social con cargo a aquellas subvenciones del llamado plan E, la cocina se compró de segunda mano, se maquilló, se hizo pasar por nueva, y todo el mundo tan contento. Nadie se hubiese dado cuenta pero, cuando llegamos los demás e intentamos ponerla en marcha, se descubrió el pastel. No podía funcionar con gas butano, sino con gas Ciudad. Cuando preguntamos al instalador a qué se debía eso, nos lo aclaró. “Esa cocina ha sido retirada de una compañía hotelera y puesta ahí, si quieren hacer algún cambio lo tienen que pagar puesto que al ser de segunda mano no tiene garantía”, nos espetó. ¿Qué les parece?. Ninguno de los responsables respondió, ni de esto ni de nada. El pueblo se lo tragó como todo. Ahora, uno de los electrodomésticos que la integran, una plancha, desaparece e inmediatamente se pone en conocimiento de la Guardia Civil. Transcurrido un tiempo prudencial, durante el que se ha tratado de averiguar su paradero, llegamos a la conclusión de que algún desaprensivo la ha sustraído, y se procede a formular la correspondiente denuncia. Evidentemente no se denuncia a nadie, lo que se denuncia es el hecho, cosa a la que por otra parte estamos obligados para darla de baja en el inventario. ¿Hay algo que reprochar en ese proceder?, a mi criterio no. Ojala se hubiese actuado así con todo, pero no, no fue así.  Se hace absolutamente imprescindible una comparecencia pública de los responsables de aquella gestión o en su defecto, de quienes la sostuvieron y defienden. La sistemática negativa a hacerlo, es tan elocuente como preocupante. Todos deberíamos exigir, aunque solo fuese por higiene democrática, que alguien del partido de la oposición se prestase al debate con quienes siempre hemos estado y seguimos estando, dispuestos a explicar nuestra gestión.  Un saludo. Cjgil.

 

 

Noticias
Fotos
Menú
Foros
Idiosincrasia